Home / Noticias / Buenos Aires cobrará impuesto a Internet

Buenos Aires cobrará impuesto a Internet

El Gobierno porteño decidió cobrar un 3% extra a todas las transacciones online que realicen por alquiler o compras de películas y series. El decreto válido sólo para la Ciudad de Buenos Aires regirá desde noviembre y, en principio, no le encarecerá el precio a los consumidores. Sólo con Netflix, el fisco recibiría unos US$560.000, según un blog especializado.

De acuerdo a la resolución 593, publicada el martes en el Boletín Oficial porteño, el ente Administrador Gubernamental De Ingresos Públicos de la Ciudad (AGIP) aplicará desde noviembre una retención del 3% de impuesto sobre los Ingresos Brutos a servicios de suscripción online.

“Corresponde establecer un Régimen de Retención a través de las Entidades Emisoras de Tarjetas de Crédito, Débito y Compra para que actúen como Agentes de Retención del Impuesto sobre los Ingresos Brutos cuando intervienen en la contratación de servicios de suscripción online con acceso a películas, TV y otros tipos de entretenimiento audiovisual (‘películas y series’) que se transmiten por Internet a televisores, computadoras y otros dispositivos conectados a Internet”, explica la AGIP en el texto de la normativa que transcribió la agencia ‘Télam’. “La alícuota aplicable para la liquidación de la retención será del 3%, sobre el precio neto de la operación y se practicará en el momento de la rendición de los fondos para su transferencia al exterior”, precisa.

Según consignó el diario Tiempo Argentino, “la normativa apunta también a establecer un impuesto por la suscripción para comprar y/o alquilar contenidos digitales relacionados con música, juegos, videos, o similares”.

En sus considerandos, la resolución señala que “lo que llaman revolución virtual implica redefinir en el ámbito del derecho las nociones tradicionales de jurisdicción, competencia, validez espacial y temporal, llevando a redefinir el rol del Estado”; y añade que corresponde prever que las transacciones que se realizan a través del comercio electrónico “no socaven la capacidad del Estado para recaudar los ingresos públicos vía tributación”.

El nuevo impuesto porteño, se informó, regirá a partir del 1 de noviembre, momento desde el cual se le restará a las empresas el 3% del valor al precio de suscripción cuando el servicio sea adquirido a través de una tarjeta de crédito o débito, o pago online de un porteño.

Las polémicas
Este cargo entra en polémica ya que le será aplicada a las compañías y se espera que se la trasladen a los usuarios.

Más aún, por ser extranjeros Netflix, Spotify y la mayoría de los desarrolladores de aplicaciones pagas, existe un gris sobre qué país debería cobrar el impuesto a los ingresos brutos. Mientras que el Gobierno de Mauricio Macri entiende que es la jurisdicción donde se consume el servicio, probablemente comenzarán reclamos de las firmas por una posible doble imposición, ya que también tributan donde poseen su filial en caso de que no tengan una en Argentina.